Industria

La Energiewende no sólo afecta al sector energético, sino que también tiene repercusiones para la industria en general.

La Energiewende no sólo afecta al sector energético, sino que también tiene repercusiones para la industria en general. La transición a una economía con bajas emisiones de carbono sólo tendrá éxito si industria alemana se mantiene fuerte mientras crece la proporción de energías renovables. Hasta ahora, este ha sido el caso. Las energías renovables han crecido a más del 36 por ciento de la matriz energética, mientras que la industria alemana se ha mantenido competitiva a nivel internacional. El objetivo es mantener esta posición incluso cuando las energías renovables representen el 80 por ciento de la matriz.

Existen cinco factores clave: En primer lugar, los costos del sistema energético deben mantenerse lo más bajos posible a cualquier ritmo de expansión de las energías renovables. Esto significa minimizar el costo de la expansión de las energías renovables y también el costo de las opciones de flexibilidad para un sistema con un alto volumen de energía variable. En segundo lugar, los costos de la energía industrial -especialmente entre las industrias intensivas en energía- no pueden ser tan altos que amenacen la competitividad de la industria alemana en comparación con los países con objetivos de protección climática más bajos. En tercer lugar, la eficiencia energética es clave: una mayor eficiencia energética industrial reduce significativamente la carga de los costos energéticos para las empresas alemanas, al tiempo que aumenta la competitividad. En cuarto lugar, a través de la gestión activa de la carga, la industria puede ser una fuente de flexibilidad, generando nuevas fuentes de ingresos en el mercado y beneficiándose cuando un excedente de energía eólica y solar empuje a la baja los precios de mercado. Por último, Alemania, como país exportador, puede beneficiarse de su papel pionero en la transición energética. El mercado de la energía eólica y solar está en auge. Cada vez más países se enfrentan a los mismos retos a la hora de integrar la energía renovable en sus sistemas eléctricos. Las tecnologías y los conocimientos técnicos desarrollados en Alemania a través de Energiewende pueden exportarse ahora a todo el mundo.

Además de las emisiones procedentes de la generación de energía, las emisiones de gases de efecto invernadero de los procesos de producción también serán cada vez más importantes en el futuro. Esto es consecuencia tanto del Plan Alemán de Protección del Clima 2050 como de los objetivos internacionales de emisiones, que exigen la neutralidad de los gases de efecto invernadero para mediados de siglo. Esto también ofrece oportunidades para la industria alemana. Después de todo, no se trata sólo de desarrollar y aplicar las tecnologías clave para una actividad económica neutral en cuanto a los gases de efecto invernadero, sino también de lograr el éxito en el creciente mercado mundial de las tecnologías de protección del clima.

Contacto

Partner

Bild

Manténgase en contacto. ¡Suscríbase a nuestro Newsletter!

]>