Sudeste Asiático

El sudeste asiático está constituida por los miembros de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN): Brunei Darussalam, Camboya, Filipinas, Indonesia, Laos, Malasia, Myanmar, Singapur, Tailandia y Vietnam.

Agrupada, el sudeste asiático es la séptima economía más grande del mundo. En los últimos 15 años, la demanda de energía primaria de la ASEAN ha crecido un 70%. El PIB se ha duplicado en el mismo periodo y se prevé que la región se convierta en la cuarta economía más grande para 2050. Junto con el dinamismo demográfico y el objetivo de una tasa de electrificación del 100 por ciento, se espera un aumento significativo de la demanda de energía. La AIE proyecta que la demanda de electricidad crecerá un 3,6 por ciento anual, el doble del promedio mundial.

Los países vecinos de la región, China e India, se han establecido como líderes mundiales en el sector de las energías renovables. En 2017, ambos países han instalado 19 gigavatios de energía eólica y 62,6 gigavatios de energía solar, dando los primeros pasos hacia el abandono de una economía basada principalmente en combustibles fósiles. En el sudeste asiático, sin embargo, los combustibles fósiles, en particular el carbón, siguen dominando la matriz de generación de la región, con una participación superior al 80 por ciento. La ASEAN tiene como objetivo un 23 por ciento de energía renovable en la combinación energética de 2025. Los costos decrecientes de la tecnología de energía renovable que impulsan la transición hacia sistemas de energía más limpios en otros lugares, aún no se han visto en el sudeste asiático, donde las barreras políticas, regulatorias y económicas siguen siendo altas. El panorama de energía renovable dominado por la hidroelectricidad de los países de la ASEAN presenta sus propios desafíos y oportunidades para integrar una mayor proporción de energías renovables variables en la red.

Basándose en su rica experiencia en el acompañamiento de la transición energética en Alemania y Europa, junto con una apreciación de las diferencias políticas fundamentales, Agora Energiewende está cooperando con organizaciones socias locales para contribuir a la transición energética de los países del sudeste asiático. Desde 2017, Agora Energiewende se ha asociado con el Instituto para la Reforma de los Servicios Esenciales (IESR) (Indonesia) y el Laboratorio de Energía Limpia y Desarrollo Sostenible (Clean Energy and Sustainable Development lab (CleanED) en Vietnam, con el objetivo de desarrollar una vía para un suministro de energía asequible, limpia y confiable.

Las actividades incluyen el análisis de la proyección futura de la demanda de electricidad y los escenarios de capacidad de generación, la integración de la energía renovable en la demanda creciente, el diálogo sobre la transición energética y el intercambio de información sobre las lecciones aprendidas y las buenas prácticas. Agora Energiewende también apoya a las organizaciones socias en el fortalecimiento de sus capacidades y facilita el acceso al conocimiento, la investigación y el intercambio de información.

Administración del Proyecto

Manténgase en contacto. ¡Suscríbase a nuestro Newsletter!

]>